Teologia de la liberación: No sólo de Pan vive el hombre

Solo con el padre podía hablar con libertad, y en esto se basó su vida victoriosa. Estaba en comunión continua con él, sometido a él. Fue también con un propósito que no se subió a la barca cuando vino la gran tempestad sino que se fue caminando sobre las aguas. El estar comprometido de esa forma a escuchar la voz de Dios para dar cada paso, hacía invencible frente a las asechanzas del diablo.

Lo triste es ver tantas vidas tan afanadas por las cosas terrenales, que no tienen tiempo de escuchar la voz de Dios. Esto implica disciplinar la carne y someterla, esto implica estar comprometidos y enamorados del Señor. El problema radica en que no estamos totalmente hartos del enemigo de nuestras almas. La paciencia es un fruto del espíritu santo. Los Frutos Del Espíritu Santo. Otra vez le llevó el diablo a un monte muy alto, y le mostró todos los reinos del mundo y la gloria de ellos, y le dijo: Todo esto te daré, si postrado me adorares. La tercera tentación tiene que ver con la adoración.

Con la tendencia humana de codiciar la grandeza de este mundo, con el deseo de ser vistos y honrados por los hombres, el buscar el reconocimiento. Abimelec, el rey de los filisteos que lo había amparado, ahora le daba la espalda y lo echaba afuera. Un Dios que es su refugio en tiempo de tribulación y castillo fuerte para resguardarlo. David había aprendido a dejar de ver las circunstancias y a levantar su espíritu a la presencia de Dios. No dejes de leer el siguiente artículo: Un reino que se rige no por las carencias humana s y las leyes limitadas de lo terreno, sino por la palabra creadora de Dios.

Porque Dios maldijo al hombre y le dijo: Save my name, email, and website in this browser for the next time I comment. Al usar este formulario accedes al almacenamiento y gestión de tus datos por parte de esta web. Leave this field empty.

Añadir nuevo comentario

Log into your account. Evidencias de que la Fe en Dios es Verdadera. Anchura, Duración, Horizontal, Y…. Repetimos que no son éstas las fórmulas que usa la Iglesia en sus definiciones de un dogma de fe. Y, aunque poco antes ha dicho: Lo mismo viene a demostrar su actitud ante los que no aceptaban la doctrina del conciliarismo. Sabemos de algunos miembros del concilio que siguieron defendiendo la supremacía pontificia e impugnando la doctrina contraria, sin que el concilio los condenase ni se inquietase por ello; v. Y Martín V, recién elegido papa en Constanza, condenó el conciliarismo por estas palabras: Nulli fas est a Supremo Iudice, videlicet Apostolica Sede, seu Romano Pontífice lesu Christi Vicario in terris, appellare, aut illius iudicium in causis fidei Suele objetarse que, al fin y al cabo, el papa Martín V sanó in radice la ilegitimidad del concilio de Constanza, y, por tanto, son valederos universalmente aquellos decretos.

Conviene explicar en qué consistió tal aprobación. Respondieron los patriarcas constantinopolitano y antioqueno y un dominico español que no todas las naciones lo habían reprobado. Pues bien, sabemos que los cardenales no aprobaron dichos artículos. Que fuese necesario este voto parece deducirse del empeño que siempre mostraba el emperador y las naciones por obtener la aprobación del colegio cardenalicio Y por lo menos parece que ésa era la opinión de los cardenales, particularmente de Pedro de Ailly Como medida previa, optó por deponer a dos papas y aceptar la dimisión del tercero.

Como Federico, su protector, no se sintiese seguro en el castillo de Schaffhausen por miedo de Segismundo, que lo había proscrito del imperio, llevó al papa consigo a Laufenburg ; de allí, a Friburgo de Brisgovia, y luego a su fuerte castillo de Breisach. Los cardenales Fillastre y Zabarella vinieron a comunicarle que el concilio de Constanza en la sesión VI, del 17 abril, le citaba a comparecer ante la asamblea y le ofrecía la fórmula de abdicación. Duro golpe para el papa y no menos duro el cambio que se obró en su protector Federico de Austria.

Abandonado éste por los suizos y por otros partidarios, aceptó la mediación del duque Luis de Baviera para reconciliarse con el emperador, el cual le puso como condición la entrega del pontífice fugitivo. Federico, aunque con dolor, hubo de prometerlo, volviendo a Constanza el 30 de abril. Quiso protestar el cardenal Zabarella, mas un confuso griterío de Placet ahogó su voz y ratificó la sentencia. Cuando le mostraron el primer decreto de suspensión, no quiso defenderse, deploró su fuga, dijo que el concilio era infalible, se excusó humildemente de sus faltas y entregó el anillo papal y el sello de las bulas.

Y, cuando le participaron la sentencia de deposición, se confió resignado a las órdenes del emperador y del concilio. El 3 de junio fue llevado prisionero al castillo de Gottlieben; de aquí, a Heidelberg, y poco después a Mannheim bajo la vigilancia del duque de Baviera. Bajó a Italia y se postró a los pies del nuevo papa Martín V, el cual, compadeciéndose de su infortunio, le restituyó la dignidad cardenalicia. Pocos meses después, en diciembre de , falleció en Florencia oscuramente Baltasar Cossa Abdicación de Gregorio XII.

El anciano Gregorio XII facilitó cuanto pudo la cuestión. El 25 de enero de , sus embajadores, el cardenal arzobispo de Ragusa, Juan Dominici, y los obispos de Worms, Spira y Verdun, recibidos por el concilio, declararon que Gregorio abdicaría con tal que los otros dos hiciesen lo mismo y no presidiese Baltasar Cossa la sesión. Sus propuestas fueron examinadas y, finalmente, aceptadas.

El cardenal Dominici fue recibido en el sacro colegio y Gregorio XII ahora Angelo Corrario fue nombrado decano del colegio cardenalicio, obispo de Porto y legado perpetuo en Ancona. Murió en Recanati el 18 de octubre de , antes de terminarse el concilio y antes de la elección del nuevo pontífice. Sus embajadores habían venido a Constanza a primeros de marzo de , siendo recibidos en audiencia el día 4.

La ocasión no se presentó hasta el momento de la abdicación de Gregorio XII. El lugar señalado para la entrevista fue, finalmente, Perpignan, no Niza. Benedicto XIII, que desde el año anterior se hallaba en Valencia, vino a la cita en junio de y aguardó impaciente la tardía llegada de Segismundo. Este no pudo salir de Constanza hasta el 18 de julio ni entrar en Perpignan hasta el 17 de septiembre.

También el rey de Aragón, retenido por una grave enfermedad, llegó con retraso. Todos vinieron con lujosas comitivas. Escoltaban al emperador algunos príncipes alemanes, prelados, doctores y hasta 4.

NO SOLO DE PAN VIVIRÉ ALABANZA

Con todo, si el emperador prefería la vía de cesión, él ponía tres condiciones: Segismundo no podía aceptar tales condiciones. Entonces Benedicto propuso otro plan: Tampoco este proyecto pareció aceptable. Ya para entonces el reino de Aragón se había separado oficialmente del papa Luna 6 de enero Su elocuencia ardorosa no hizo mella en el testarudo aragonés. Y Vicente Ferrer, aunque internamente persuadido de que la justicia y el derecho estaban con Pedro de Luna, se apartó de él para adherirse al concilio de Constanza Así la Natio hispanica se agregó a las otras cuatro que constituían el concilio.

Dada la vida pura e íntegra del reo, nadie se atrevió a insinuar contra él aquellas acusaciones de simonía, inmoralidad, avaricia, trato con el demonio, etc. Le acusaron, con verdadero fundamento, de contumacia; le acusaron también de perjurio, por no haber cumplido su palabra de abdicar, aunque él lo había prometido sólo después de empleados todos los otros medios; le acusaron de fautor del cisma, y fue el propio Gersón el encargado de probar que también había incurrido en herejía, porque obraba contra el artículo del símbolo que dice: En aquel castillo solitario batido por el mar murió Pedro de Luna el 29 de noviembre de a la edad de noventa y cuatro años Elección de Martín V.

En junio de se empezó a discutir seriamente sobre ello. Existía desde mucho antes una comisión para la reforma de la Iglesia, y sus proyectos se entorpecieron y enredaron ahora con la cuestión de la elección pontificia. Protestaron indignados los alemanes que ellos amaban a la Iglesia con su cabeza el papa, pero que los romanos pontífices desde hacía ciento cincuenta años venían cometiendo infinitos abusos, invadiendo los derechos de las iglesias particulares con sus reservaciones, expectativas, anatas, servicios comunes, espolios, dispensaciones simoníacas, etc.

La nación alemana desconfía de promesas para el futuro, pues ha visto que las que se dieron en Pisa no se han cumplido El primero es el célebre decreto Frequens, que ordenaba la periodicidad de los concilios generales, confirmando así el triunfo del conciliarismo. Cinco años después del de Constanza se celebraría un nuevo concilio; siete años después de éste, tendría lugar el tercero, y, en adelante, cada diez años se convocaría concilio general. Los cuatro decretos siguientes trataban de impedir la posibilidad de un nuevo cisma y prohibían los espolios y procuraciones.

En la sesión XL 30 de octubre se anunció el programa reformatorio en 18 puntos, que debería ejecutar el futuro papa antes de clausurar el concilio. Estos 53 electores se congregaron el 8 de noviembre, y al cabo de cuatro días, por unanimidad, dieron su voto al cardenal Odón Colonna, de cuarenta y nueve años, que en honor de San Martín, cuya fiesta se celebraba aquel día, llamóse Martín V La Iglesia universal celebró el acontecimiento con gran alegría, y motivos tenía para ello, pues había alcanzado la unión y la paz bajo una sola cabeza, un pontífice, un pastor, un padre.

El gran cisma de Occidente podía darse por terminado. El día 21 tuvo lugar la coronación.

El escogido para predicar delante del nuevo papa, del emperador y del concilio en pleno fue Felipe de Malla, de quien escribe Jerónimo Zurita: Desde que el concilio tiene una cabeza, la figura del emperador empieza a esfumarse y las mismas naciones pierden mucho de su significación política en sus actuaciones conciliares; es el papa quien toma las riendas de los negocios, quien condena, como hemos visto, la superioridad del concilio y quien determina y dirige lo que en adelante se hace.

Lo que proponían los franceses era rechazado por los ingleses; lo que querían los alemanes, lo rehusaban los italianos; los españoles iban poco unidos, y entre los mismos franceses se dibujaban las dos tendencias políticas de borgoñones y armagnacs. También obispos y doctores andaban en desacuerdo. El colegio cardenalicio no mostraba gran interés por la reforma, pues temía que resultarían muy mermados sus ingresos si se reformaba la curia.

Casi todos, especialmente entre los alemanes e ingleses, declamaban contra las exacciones y censos que imponía la curia pontificia. En respuesta, Martín V comunicó a las naciones en 20 de enero de un proyecto de reforma que contenía en menos puntos casi todo lo que proponían los alemanes. Sólo omitía dos artículos: Discutieron el proyecto las naciones, y por fin se formuló en siete decretos de reforma general, que ordenaba: A esto se redujo la reforma general.

Otros puntos que no parecían tan universales se determinaron en la reforma particular, o relativa a cada nación, que se estableció en los concordatos. El concordato con España, firmado el 13 de mayo de , comprendía seis puntos: El concordato francés, que valía igualmente para Italia, agregaba al español dos artículos: En cambio, el concordato con Inglaterra era perpetuo y comprendía sólo seis puntos: De hecho, todos estos concordatos, incluso el inglés, cayeron muy pronto en olvido, tal vez porque se habían pactado con las iglesias, no con los príncipes.

Cuando el concordato francés fue presentado al Parlamento de París, éste rehusó registrarlo; el 9 de septiembre de fue aceptado en aquella parte del reino que obedecía al duque de Borgoña. La elección de Martín V había sido recibida en Francia con poca simpatía; en parte, porque los armagnacs no habían conseguido del concilio la condenación de Juan Petit, y en parte, porque el galicanismo exacerbado de aquellos días no podía estar satisfecho de las escasas concesiones del concordato.

En realidad, poca cosa. La principal tarea reformatoria se confió, por medio del decreto Frequens, a los futuros concilios. El problema de la reforma siguió vivo, abierto y doloroso, como una herida sangrante, que se encanceró con el protestantismo, y que sólo el concilio de Trento logró curar con ayuda de los papas de la Contrarreforma. Este halló abogado en el maestro de teología Juan Petit 49 , que defendió su causa ante el rey el 8 de marzo de , haciendo la apología del tiranicidio.

Si un vasallo -vino a decir- atenta a la salud del rey con fraudes y sortilegios o trata de derribarle del trono, es lícito a cualquier persona privada, y aun meritorio y conforme a las leyes natural, moral y divina, asesinar a semejante traidor y tirano. Contra doctrina tan subversiva alzó su voz autorizada Juan Gersón, y, a sus instancias, el obispo de París la condenó el 23 de febrero de Llevada la cuestión a Constanza, se nombró una comisión de teólogos que la examinase, en la que entraban Pedro de Ailly y Zabarella.

No le costó mucho trabajo a Gersón demostrar que las doctrinas de Juan Petit coincidían con el artículo de Wiclef, condenado en la sesión VIII 4 de mayo Así se hizo en la sesión XVI 6 de julio No por eso se cambió la sentencia. Suscitóse la polémica con ocasión de un panfleto, verdaderamente homicida, de Juan de Falkenberg contra el rey de Polonia y el duque de Lituania.

En dicho tratado se negaba al papa y al emperador, y, en general, a los cristianos, el derecho de arrebatar sus tierras y posesiones a los infieles por el solo hecho de ser infieles Juan de Falkenberg era un fraile dominico pugnaz y reñidor que, inducido por los Caballeros Teutónicos, salió a defenderlos, atacando con violencia salvaje a los polacos. El arzobispo de Gnesen denunció al concilio este escrito, que naturalmente fue condenado por los cardenales y por las naciones y finalmente entregado a las llamas.

Consideraciones políticas, y especialmente la intervención de los Caballeros Teutónicos, impidieron que la condenación se hiciese en sesión solemne. Pero de Wyclif y de Hus trataremos en capítulo aparte. El problema de la unión de la Iglesia griega con la latina ni siquiera se tocó, si bien allí estaban algunos representantes del emperador bizantino, expresamente invitado al concilio por Segismundo. Suele decirse que en Constanza fueron condenados los flagelantes.

En realidad, las actas del concilio no presentan indicios de tal condenación. No en Aragón, sino en otros países norteños, principalmente en Alemania, asumía caracteres morbosos y heréticos esa forma de penitencia. En Turingia intervino el inquisidor Enrique Schönfeld, O. Entonces fue cuando Gersón redactó y dio a leer su Tractatus contra sectam flagellantium, que, sin duda, fue aprobado por los Padres constancienses, aunque no dictaran sentencia particular sobre ello Una nueva forma de vida religiosa fue sometida en al juicio del concilio.

Constituían una asociación o hermandad intermedia entre la vida de los seglares y la de los religiosos: Absueltos allí judicialmente, su causa fue llevada al concilio de Constanza. Pedro de Ailly y Gersón se pusieron en seguida de su parte y en contra de Mateo Grabow. El tribunal conciliar condenó el 3 de abril de la doctrina de Grabow como errónea, temeraria y escandalosa y obligó a su autor a pronunciar una abjuración Conclusión del concilio y despedida del papa. Los franceses insistieron por que retornase a Avignon, ciudad pontificia.

Desatendiendo tales ofertas, Martín V, romano de nacimiento y convencido de que sólo Roma era la sede del Pontificado, se dispuso a partir para Italia. A continuación un sacerdote alzaba una cruz de oro. Seguíanlo doce cardenales a caballo, un jinete en caballo blanco con el Santísimo Sacramento cubierto y numerosas personas con cirios encendidos.

Venían luego los canónigos y el concejo de la ciudad, también con cirios. El papa, con ínfulas adornadas de perlas y vestimenta de oro, bajo un palio sostenido por cuatro condes, montaba una hacanea blanca, de cuyas riendas tiraban, con el emperador, varios príncipes del imperio. Espléndida pompa matutina bajo un sonoro y jubiloso vuelo de campanas. Se calcularon cerca de Dada la bendición al emperador, embocó la corriente del Rin hacia Schaffhausen, mientras los cardenales y oficiales de la curia bordeaban el río.

Aquí consagró el altar mayor de la grandiosa catedral, entonces en construcción, y se dirigió a Mantua y Florencia. En estas dos ciudades residió largo tiempo antes de hacer su entrada triunfal en Roma el 28 de septiembre de Montones de ruinas encontró en su patria. Al papa Colonna le tocaba ser el restaurador de Roma. Usamos la edición Historiae Theodorici de Niem Sobre el autor véase H.

Heimpel, Dietrich von Niem Ratisbona [ 4 ] La Forma celebrationis concilii papalis Perpiniani, con descripción de las sesiones, nos la ha transmitido M. Ehrle Paderborn La publicación de F. Ehrle Aus den Acten des Afterkonzils von Perpignan De Portugal fueron embajadores a Pisa, mas anunciaron que no consentirían en la elección de un nuevo papa P. Los argumentos con que la Universidad de Bolonia trataba de justificar el concilio de Pisa, desatendiendo a los dos papas, en Martène-Durand, Veterum script VII, Ideas semejantes defendían P.

Zonta, Francesco Zabarella [Padua p. Así pensaban también Clemanges y Simón de Cramaud A. Finke, Acta concilii Const. En la citación a comparecer ante el concilio, el oficial que leía el documento llamó a los dos papas, irónica y despectivamente, Errorius en vez de Gregorius y Benefictus en lugar de Benedictus. Poco después de su condenación, el día del Corpus, se quemaron en la plaza dos maniquíes con mitra papal en la cabeza para regocijo del pueblo. Nótese aquí, que el concilio de Pisa no abraza claramente la doctrina conciliarista.

Al deponer a los dos papas, no se funda en la superioridad del concilio sobre el pontífice, sino en la vieja teoría medieval, usada por Nogaret contra Bonifacio VIII y generalmente admitida entonces. Léanse las oportunas advertencias de V. Martin, Les origines du Gallicanisme 11, y Noticias de Alejandro V, en T.

Posteriormente ha editado otras críticamente J. La legitimidad del concilio de Pisa y de Alejandro V es negada por la mayoría de los autores modernos. Sin embargo, el jesuita O. Pfülf, en una recensión de la obra de N. Valois, opina que la convocación del concilio de Pisa por los cardenales en aquellas circunstancias estaba bien justificada: De hecho, el Alejandro que vino después del pisano se llamó Alejandro VI. De su incontinencia antes del sacerdocio hay algunas pruebas Rainaldi, Annales a.

Teodorico de Niem nos ha transmitido sus noticias y juicios en dos tratados: Ioannis Hus Praga p. El programa de reformas propuesto por la Universidad de París, en Finke, Acta const. Los planes de Segismundo sobre el concilio pueden estudiarse en Finke, Acta conc. Escobar abandonó posteriormente las ideas conciliaristas. Véase la introducción de M.

Candal a su edición crítica de Andreas de Escobar, Tractatus polemico-theologicus de graecis errantibus Roma, Madrid Tenemos también muchas noticias en los diarios publicados por Finke, especialmente en el de Fillastre. Añadía, con razón, que de este modo salía perjudicado el derecho de los obispos y cardenales, equiparados a cualquier clérigo y aun laico. Tschakert, Peter von Ailly [Gotha ] p. Finke Acta II,; J. Hollnsteiner, Studien zur Geschäftsordnung am Konstanzer Konzil: Esto equivalía a concederles un voto colectivo como a cada nación en las sesiones generales.

Schekestrate, Tractatus de sensu et auctoritate decretorum Constantiensis concilii [Roma ] p. Zurita, Los anales de la Corona de Aragón Zaragoza l. Schwab, Iohannes Gerson Würzburgo p. Los cardenales, aunque invitados por Segismundo, no asistieron al sermón, porque preveían los ataques contra el poder papal. I de las naciones añadía: El mismo autor aduce serios argumentos para demostrar el valor puramente circunstancial de aquellos artículos en la mente del concilio ibid. Así piensa también Hollsteiner, Studien p. Y consta que en otras sesiones, v. Gersón Opera II, cita esas mismas palabras del papa contra el conciliarismo, y, aunque no piensa como él, no se atreve en modo alguno a condenarlo.

Apenas hay crimen que no se le achaque: Terras Ecclesiae ac cives depauperavit et depopulavit. Missis et vesperis papalibus interesse non curavit; horas canonicas dicere, ieiunia. Et si aliquoties celebravit, hoc fuit currens more venatorum. Mientras se hallaba preso en Alemania, sólo por señas se entendía con sus carceleros. Y desengañado, él, que no era poeta escribió siete dípticos latinos De varietate fortunae. Cedat in exemplum cunctis quos gloria tollit,.

Theologie 22 [ Fernando, elegido en el compromiso de Caspe: Las negociaciones, en Alpartil, Chronica En Castilla se aceptó el tratado de Narbona el día 1 de abril de , no sin fuerte resistencia de los arzobispos de Toledo y Sevilla. En Navarra y el condado de Foix, el 16 de julio. Se ha exagerado a veces el abandono del solitario de Peñiscola.

En el mediodía de Francia, especialmente en el condado de Armagnac, tuvo siempre muchos adictos. Tampoco le faltaron en Escocia y en algunas diócesis de España hasta el momento de su muerte. El rey Alfonso de Aragón, a ruegos de la familia Luna D. Antes de morir, Benedicto XIII hizo jurar a los tres cardenales que le rodeaban que elegirían un nuevo papa. Goñi, Recompensas de Martin V a sus electores españoles: Goñi, Los españoles en el concilio de Constanza Madrid Entre los tratados de reforma entonces escritos o publicados es importante el de P.

Véase como muestra el Introitus: Mercati, Raccolta di concordati I, A continuación los de las otras naciones. Calisse, I concordati del secolo XV: La question du tyrannicide au commencement du XVe siècle París p. La documentación sobre el proceso Falkenberg, en Finke, IV Otros documentos en B. Bess, Johannes Falkenberg, O. El gran cisma de Occidente I Orígenes y desarrollo; la cristiandad dividida.

Ver del mismo autor la segunda parte: Entre los escritores de aquel tiempo que escribieron sobre el cisma hay que citar a los siguientes: Teodorico de Niem, De schiamate libri tres, ed. Erler Leipzig I ID. Dos vecinas se encuentran en la calle: J -No te entiendo Luisa He aquí mi respuesta. Cenizas de la Teologia de la liberación. Al parecer algunos han olvidado la afirmación de Jesucristo: Mt 4 Es urgente un cambio de visión paras re-equilibrar la acción pastoral. Entre sus fundadores y promotores hay sacerdotes religiosos y diocesanos.

A dichos congresos, a los largo de los años han asistido los principales promotores de la teología de la liberación, incluyendo a algunos de las versiones mas radicales de esa corriente teológica: Igualmente, con ideas afines, no podríamos dejar de mencionar a algunos otros promotores de mayor o menor escala como: Aniversario de uno de sus medios de difusión, que comparto las siguientes reflexiones: Creo que nadie puede dudar de las aportaciones positivas de esta corriente religiosa a la Iglesia.

Ni mucho menos se puede negar el influjo de la misma en el campo teológico y pastoral a nivel mundial. Sin embargo, al mismo tiempo, no podemos olvidar lo señalado por la congregación para la doctrina de la fe en , presidida por el entonces cardenal Joseph Ratzinger y actual Papa Benedicto XVI, que afirmaba: Al contrario, obedece a la certeza de que las graves desviaciones ideológicas que señala conducen inevitablemente a traicionar la causa de los pobres.

Libertatis Nuntius, Instrucción sobre algunos aspectos de la 'Teología de la liberación '. De esta manera, el entonces cardenal y actual Papa Benedicto XVI sintetizaba la razón del documento, pues unido a los elementos positivos, ya desde ese tiempo, se manifestaban en algunas de esas corrientes de esa teología, varios elementos contrarios a la fe cristiana. Sin duda que el influjo de la teología de la liberación hizo en muchas esferas eclesiales se dejó sentir en lo positivo y en lo negativo.

Mecanismos eclesiales que ayudaron a disminuir su influjo negativo fueron tales como: Los nombramientos de obispos en mayor sintonía con el magisterio de la Iglesia y en comunión con el Papa;. Documentos orientadores sobre el tema como la "Instrucción sobre algunos aspectos de la 'Teología de la liberación " ó el otro llamado "Libertad cristiana y liberación ";. La "Apostolos suos" en sobre "sobre la naturaleza teológica y jurídica de las conferencias episcopales para precisar su papel y evitar desviaciones al por mayor;.

La "Ex corde ecclesiae" en sobre las universidades e Institutos de formación católicos para reforzar su identidad o catolicidad unidas al magisterio;. La instrucción sobre "La vocación eclesial del teólogo" en para mostrar su complementariedad si permanece unido al magisterio eclesial. Sobre todo la "Dominus Iesus" en el que aclara los elementos cristianos esenciales para evitar el relativismo y subjetivismo teológico y pastoral.

La directa "Notificación sobre los errores en las obras del P. Ultimamente el documento "Respuestas a algunas preguntas acerca de ciertos aspectos sobre la doctrina de la Iglesia" en Julio del De ser vista como la gran solución panacea ha pasado a su decadencia casi en estado vegetativo. Gracias a Dios, cada vez son menos sus promotores, sus revistas, sus ideólogos, sus congresos, sus asociaciones, sus seguidores, sus obispos, sus 'slogans' sus teólogos, etc. Los elementos negativos de su versión mas radical van desapareciendo del mapa eclesial por "extinción" y con no "pocos dolores de cabeza".

Al mismo tempo sus elementos positivos se han integrado, aunque no como debería de haber sucedido.

Del dicho al hecho histórico: ¿de dónde viene la expresión «no sólo de pan vive el hombre»?

Dios ha respondido a la oración de un profeta de nuestros tiempos, el P. Flaviano Amatulli que denunciando los abusos de algunos pastores y lideres "liberacionistas" dijo: Gracias a Dios, a las acciones anteriormente señaladas y a otras mas de parte de quienes se mantuvieron fieles al magisterio de la Iglesia, los daños ahora son menores y sus promotores desapareciendo de la esfera eclesial.

Pero, las cenizas quedan todavía Esa es la razón principal de este artículo.. Si donde hubo fuego cenizas quedan es inevitable que donde hubo un gran fuego también queda una gran cantidad de cenizas. Aunque en este caso también cabe decir: Sin duda que hay lugares y ambientes donde lo hay, pero es precisamente por consecuencias secundarias de haber llevado esa corriente teológica a muchos seminarios, Institutos y universidades católicas durante mucho tiempo.

Aunque ya no estén presentes físicamente, sus "cenizas" o el "hielo" lo dejaron. A partir del Concilio Vaticano II nuevos vientos entraron a la iglesia que han servido para impulsarla a vivir su fe de acuerdo a los tiempos actuales. Sin embargo, al mismo tiempo, han surgido grandes desequilibrios por una mala interpretación del mismo o bien por una polarización de algunos de los aspectos teológico-pastorales. Entre ellos cabe destacar la sobre valorización de la dimensión horizontal de la fe, polarizado por la teología de la liberación, donde la opción por los pobres se convirtió en el eje central del ser y quehacer teológico-pastoral.

Casi imperceptiblemente, sin darnos cuenta, el valor positivo de la proyección social del Evangelio ó promoción humana se fue convirtiendo en el "eje" sobre el cual gira la pastoral. La teología de la liberación con una "opción por lo pobres" basada en la lucha de clases y en un reduccionismo de la salvación a la liberación fue desapareciendo por las causas ya señaladas.

Allí se llega a decir: Si lo lees atentamente de nuevo falta la razón principal de todo lo anterior y lo que nos distingue de ser Iglesia a una mera organización de promoción humana. Nada malo, si fuéramos un órgano del gobierno para apoyo social. Nada malo, si fuéramos un departamento de la cruz roja. Nada malo, si fuéramos una organización no lucrativa para asesoría legal. Nada malo, si fuéramos una fundación para el desarrollo social. Nada malo, sin fuéramos un Instituto de liderazgo socio-político. Nada malo, si fueramos simplemente una ONG. Como lo dijo un teólogo americano: El pobre y necesitado encuentra un refugio a sus necesidades materiales en la Iglesia católica, pero no encuentra expertos, en la misma dimensión, en sus necesidades espirituales y termina por irse a una secta evangélica o hasta un brujo o astrólogo para que le cure de sus males.

Demasiadas "marthas" enfocadas en lo material y pocas "marías" a los pies del maestro. No se trata de quitar ni disminuir lo primero sino de la urgencia grave por aumentar lo segundo.


  • aire barcelona fiesta 2016.
  • Aprendiendo más.
  • estrategias para ligar con mujeres!
  • Dios Es Bueno.
  • Menú principal.
  • Español útil que no suele venir en los libros;

La "primer ceniza" de la teología de la liberación que hay que barrer es "una pastoral orientada de modo casi exclusivo a las necesidades materiales de los destinatarios que ha terminado por defraudar el hambre de Dios que tienen esos pueblos" tal como lo señaló el documento de Iglesia en América. Avanzamos en la proyección social de la fe pero perdimos en la dimensión personal del Evangelio;.

Ganamos en la promoción humana, pero perdimos en la promoción divina;. Redescubrimos el valor del hombre, pero olvidamos la supremacía de Dios;. Mejoramos en el orden temporal, pero, empeoramos en el orden espiritual;. Supervisamos la ortopraxis, pero nos desinteresó la ortodoxia;. Defendimos la vida humana, pero dejamos de defender la fe divina;. Hablamos de liberación, pero silenciamos la salvación;.

Expertos en las necesidades materiales, pero novatos en las necesidades espirituales;. Valoramos el cuerpo, pero descuidamos el alma;. Pusimos los pies en la tierra, si, pero nuestro corazón dejó de estar en el cielo. Hasta los medios católicos ven mas "noticia" en cuestiones sociales que en las evangelizadoras.

Seamos honestos y dejemos de culpar al materialismo, al secularismo o al hedonismo. El problema no viene de afuera sino de adentro. La infidelidad a Dios mostrada en un desinterés a lo eminentemente espiritual tiene un precio que hay que pagar.

Teologia de la liberación: No sólo de Pan vive el hombre

Hay que pedirle perdón al hombre actual por defraudarlo con el bien supremo: La verdad sobre el hombre; la verdad sobre la Iglesia y la verdad sobre Dios, no la podemos callar. Si en tu diócesis, Instituto religioso o parroquia no pasa esto, no te preocupes. Como decimos en México: El horizontalismo de la fe es una 'ceniza' de la teología de la liberación que hay que sacar con urgencia.

Como la invitación de su santidad Benedicto XVI hizo hace unos días: Como consecuencia lógica de la "ceniza" anterior brota la segunda como inevitable colofón. Obvio que al desequilibrarnos hacia la dimensión horizontal de la fe terminamos infravalorando el plano vertical de la misma. Los seguidores de las cenizas de la teología de la liberación radical llaman: Ignorante a quien habla de la escatología trascendente de la Escritura. En muchas diócesis donde quedan lideres con esa forma de pensamiento son los movimientos eclesiales quienes sufren los ataques, persecuciones y obstaculización de su apostolado.

Hablan de "liberación" y terminan siendo "opresores" al mismo estilo del presidente Hugo Chavez. Vaya tremenda "ceniza" que dejó la teología de la liberación en sus 25 años de vida. Hay que decidirse entre "agradar a los hombres y agradar a Dios" Hech 5, Si nosotros mismos en muchos ambientes, lugares y sectores eclesiales hemos relegado a lo netamente sagrado como un colofón mas.

Igualmente hace tiempo había dicho el entonces cardenal Ratzinger: Ya no se trata como antaño de paganos convertidos al cristianismo, sino de una iglesia de paganos que se llaman todavía cristianos, pero que en realidad se han convertido en paganos". Como lo diría Juan Pablo II: Tampoco sobre este aspecto podemos dejar de mencionar a Pablo VI diciendo: La historia de la Iglesia, a partir del discurso de Pedro en la mañana de Pentecostés, se entremezcla y se confunde con la historia de este anuncio.

Este anuncio - kerigma, predicación o catequesis - adquiere un puesto tan importante en la evangelización que con frecuencia es en realidad sinónimo. Sin embargo, no pasa de ser un aspecto" No. Olvidar lo importante por atender lo urgente no es un buen principio pastoral. Es necesario voltear al Dios que le da vida y sentido a la Misión de la Iglesia y a toda auténtica teología. Catolicidad no sólo expresa una dimensión horizontal, la reunión de muchas personas en la unidad; también entraña una dimensión vertical: Como lo dijo un hermano en Cristo: La iglesia católica, apostólica y romana no nació hace 40 años".

La iglesia de Cristo, como su esposa Ef. Hermano sacerdote, hermano obispo: El pueblo no solamente esta hambriento de paz y justicia; El pueblo esta sobre todo hambriento de Dios y el vacío dejado por el materialismo, el consumismo, el comunismo y el capitalismo Recuperar el valor de lo sagrado y sobre todo el inmenso valor de la Misa es "unir al cielo y la tierra" No.

A veces en la pastoral se critica que muchas parroquias desarrollen su pastoral de forma "sacramentalista" es decir, centradas en lo cultual o relacionado con los sacramentos. Tal vez el caso del padre Pio, con su increíble fuerza de atracción de miles o millones hacia su obra, no es por sus 'estigmas' sino porque en él vieron reflejado el ideal de un sacerdote que vivió en plenitud su sacerdocio como debiera hacer cualquier sacerdote.

No hay crisis de vocaciones sacerdotales. Desde la perspectiva que estamos manejando se trata mas bien de crisis de fe en muchos pastores manifestada en una sobre valorización de la dimensión horizontal de la fe y un decaimiento de la verticalidad de la misma. Son "cenizas" de la teología de la liberación que aun muchos siguen sin verla y ya no podemos callarla so pena de sufrir mas consecuencias.

Mateo 4:4 -No solo de Pan Vive El Hombre: 3 Perspectivas De Esta Frase

La respuesta es muy sencilla para el que desea la verdad. Han re-equilibrado la dimensión vertical y horizontal de la fe. En cambio hay otros que no lo hacen y pagan las consecuencias. Todos los mencionados con anterioridad y otros también desarrollan una gran labor de promoción humana pero ellos ya sacaron las "cenizas" fuera y manejan a doble dimensión al mismo tiempo.

No se puede querer tener vocaciones sacerdotales y religiosas sin manifestar con claridad lo divino de nuestra fe. No se puede cosechar donde no se ha sembrado. Evangelizar y sacralizar lo sagrado aunque suene a redundancia, es una prioridad. Ahora si como dijo Nuestro Señor Jesucristo: Al principio del artículo mencione que un dato irreversible es la desaparición por "extinción" de los teólogos liberales pues al no tener semilla de vida no hay quien desee seguir sus pasos.

Aunque ellos digan que es por la 'persecución' la verdad es que es por "extinción" pues no hay quien de un paso al frente por algo que desaparece. Sin embargo, si queremos ser mas precisos y realistas, no debemos de perder de vista que todavía hay algunos de sus seguidores en casi todo el mundo. Dos o tres en cada diócesis que ya no declaran abiertamente su afiliación a la "teología de la liberación" para no dañar sus intereses personales. Lo grave no es que sean muchos. Lo graves es que se han quedado en puestos claves de las diócesis, seminarios, Institutos de teología etc.

Callar esta verdad no es de cristianos y dejarla pasar sin hacer nada es una traición al Evangelio. Las características comunes de ellos se manifiestan de diversas formas y grados pero generalmente son: Ataques constantes a la jerarquía de la Iglesia. Hablan de ecumenismo como si fuera indiferentismo. Si hablas en contra de la teología de la liberación eres lo peor.

Si no eres de su línea, eres un retrógada preconciliar. Forman círculos de aislamiento entre sus compañeros afines. Atacan por la espalda, pues perdieron la capacidad de dialogar. Llaman Ceb's a todo grupo. Sea comunidad de evangelización o grupo de oración o círculo bíblico Se sintieron defraudados con el nombramiento del cardenal Ratzinger como el nuevo Pontífice.

Piensan en los pobres, pero viven como ricos. Su lugar favorito de apostolado es el escritorio. Reflexionan por los pobres, en vez dejarlos pensar por si mismos. Su falta de vivencia de la fe provoca asfixia espiritual pues nadie da lo que no tiene.

NO SÓLO DE PAN VIVE EL HOMBRE

Ahora algunos no saben que hacer o dedicarse mejor a otra cosa. Su teología moral es cuestión de actitudes y el aborto y la homosexualidad cosas sin importancia. Su teología tiene como plataformaun disfrazado analisis marxista de la realidad donde la 'lucha de clases' es lo principal. La Biblia para ellos es secundaria y hay que leerla en clave liberacionista.

Su interpretación tiende a considerar casi todo como símbólico y el magisterio de la Iglesia lo hacen a un lado pues dicen que no es infalible y por eso no lo obedecen. Aman la "liberación" pero desconocen la doctrina social de la Iglesia Ya no mencionan ser adherentes a la "teología de la liberación" pero sus corazones y acciones dependen de ella. Ahora imagínese a estos hermanos con algunas de estas características que aun siguen siendo rectores de seminarios; Directores de Institutos de teología; Superioras de una comunidad religiosa; Coordinadores de pastoral vocacional; Profesores de universidades católicas; vicarios de pastoral; asociados de pastoral juvenil; directores espirituales en seminarios; coordinadores o secretarios en estructuras diocesanas Ellos mismos atacan constantemente a la jerarquía.

El problema es que todavía muchos de ellos son profesores en universidades católicas; en facultades de teología y en seminarios donde se "forma" o "deforma" a los sacerdotes de este tiempo que estamos viviendo. No hace falta pensar mucho para imaginarse las consecuencias. Su conclusión fue para que ya no crezcan las sectas debe de permitirse mujeres sacerdotisas, sacerdotes casados y la homosexualidad practicada en los sacerdotes como algo normal. Lo sorprendente en extremo no fue eso, sino que algunos católicos con toda tranquilidad dijeron que eso era su vida privada y que el obispo estaba bien porque siempre estuvo comprometido con "las causas de los pobres".

Al parecer estos hermanos en Cristo consideran ya no solamente lo sagrado sino hasta lo moral como cualquier cosa. Lo importante es para ellos: El Vaticano anunció que el Obispo de Linz, Mons. Maximilian Aichern de 72 años, renunció a la diócesis que tenía a su cargo desde Su renuncia fue aceptada de acuerdo a lo establecido en el canon 40 del Código de Derecho Canónico que justifica la misma en caso de "enfermedad o por alguna razón grave".

La renuncia normalmente se hace después de los De hecho hace unos días un amigo me comentó de un profesor de religión que enseñaba en un colegio católico y defendía la homosexualidad practicada como algo normal en el cristianismo. A veces los mismos sacerdotes prefieren no enviar a los laicos comprometidos de su parroquia. Agentes de pastoral "aprendiendo" errores como: El magisterio de la Iglesia no es importante; Da lo mismo cualquier religión; Lo importante no es evangelizar sino erradicar la pobreza: Hay que actualizarse y que haya mujeres sacerdotisas; La homosexualidad practicada no es mala sino una opción de vida; No hay que defender la fe sino a los pobres; La Biblia es solo algo de fe subjetiva; La Iglesia católica esta llena de errores Por eso estamos como estamos.